Informes

VACACIONES EN EL TRABAJO O FERIADO ANUAL

El nombre técnico de las vacaciones de un trabajador es el feriado anual. La ley lo establece entre los artículos 67 y 70 del código del trabajo, los que disponen que los trabajadores con más de un año en la misma empresa, tienen el derecho a solicitar sus vacaciones. La duración de este es de quince días, contados de lunes a viernes. De solicitar todos los días, el trabajador tendrá derecho a ausentarse de su trabajo por un total de 21 días corridos, aproximadamente.
En la temática de vacaciones, hay prácticas y conceptos errados que van en contra del espíritu de las normas que regulan este tema. A su vez, es preciso reconocer que los errores se producen, en el mayor de los casos, por desconocimiento y que provienen de empleadores y trabajadores. Tal y como siempre exponemos en nuestros textos, necesitamos empleadores y trabajadores informados para corregir estos conceptos.
Un error muy común es imponer a los trabajadores una determinada fecha para salir de vacaciones, al igual que es errado obligar a tomarlas previo a un despido. La Dirección del Trabajo se ha referido a este tema, manifestando que el feriado anual es un derecho que se origina por sólo cumplir un año en el trabajo. Es decir, no puede ni debe existir condición alguna. De este modo, quien escoge la fecha en que desea solicitar su feriado, es el trabajador. Ante ello, es evidente la necesidad de elaborar estrategias para compatibilizar la solicitud de feriados en una empresa, lo que es obligación del empleador.
Ahora bien, pensar que lo anterior deja en una total desprotección a la empresa es un error. Esto porque la manera en que un trabajador debe solicitar sus vacaciones es por escrito, con un mes de anticipación, para que el empleador lo analice y responda. De todo ello, se dejará testimonio en el duplicado de dicha solicitud, la que quedará en poder del trabajador. Así lo manifiesta el reglamento del cual habla el artículo 67 del código del trabajo.
Otro punto es que optar por el feriado en primavera o verano es sólo una opción y no es obligatorio. De hecho, el artículo 67 termina expresando “…considerándose las necesidades del servicio.” Lo anterior implica que la preferencia de primavera o verano, sí se encuentra condicionada a un motivo razonable, ya sea para solicitarla, como para negarla.
Pensar que no pueden existir acuerdos entre las partes en temas de vacaciones, también es un error. La ley manifiesta que la cantidad de días y la acumulación de dos períodos, serán fruto del acuerdo de las partes. En el caso de la cantidad de días, establece que sólo podrá acordarse la distribución de máximo 5, ya que al menos 10 días hábiles (de lunes a viernes) deben ser otorgados de corrido sin excusas ni condicionantes. De la misma manera, no es posible exigir al trabajador ejecutar funciones en vacaciones, así como tampoco se permite al trabajador, dejar tareas pendientes antes de salir, si es que estas fueron encargadas con debido criterio y antelación.
Esperamos haber develado algunos de los errores más comunes sobre el feriado anual o vacaciones, según hemos visto en el ejercicio profesional. Como siempre, la recomendación es la honestidad en el proceso de solicitud del feriado anual, el compañerismo de los equipos de trabajo y el debido criterio y habilidad del empleador, en el manejo de este tema.
Un atento saludo de Valles y Asociados.