Informes

TRABAJO PARA EXTRANJEROS

Los trabajadores extranjeros forman parte importante de la fuerza laboral chilena. Sin embargo, hay una serie de mitos que circulan y se deben precisar, tales como la correcta redacción de sus contratos, las indemnizaciones y prestaciones que les corresponden al inicio y al final de la relación laboral, entre otras. Un mejor manejo de esta información ayudará a que la relación laboral entre empleadores chilenos y trabajadores extranjeros, se mantenga en orden y mejore.
Primero que todo, es necesario señalar que no es posible contratar sólo trabajadores extranjeros en una empresa. Por el contrario, la ley establece un porcentaje máximo de ellos y es del 15 %, exceptuándose solo las empresas que no ocupan más de 25 trabajadores. En este sentido, no es apropiado manifestar que la fuerza laboral extranjera disminuya las plazas de trabajo de los trabajadores nacionales ya que la misma ley evita que esto suceda. La fuerza laboral extranjera no es más que un enfático complemento y no una competencia
Además, recomendamos tener presente que en cualquier caso, no es posible contratar y que un trabajador ejecute funciones sin que previamente tenga su visa. La visa es el permiso que le permite a una persona extranjera, permanecer en Chile, y de acuerdo a los antecedentes, estos permisos reciben diferentes nombres. Puede ser que el trabajador tenga la residencia sujeta a contrato, residencia temporaria, residencia de estudiante, residencia con asilo político y como refugiado. Cada una de ellas tiene requisitos distintos y otorga derechos diferentes. Por tanto, lo primero es revisar el tipo de visa que un trabajador tiene, solicitándole su cédula de identidad chilena o el documento que lo acredite.
Dependiendo del tipo de visa, será el texto del contrato de trabajo de cada extranjero. En general, los contratos de trabajo deben contener 4 cláusulas especiales, que corresponden a la de remuneración, vigencia, régimen previsional e impuesto a la renta. Es solo en caso de que la visa (o residencia) del trabajador sea sujeta a contrato de trabajo, en la que se debe agregar la cláusula de viaje además de las anteriores. Esta cláusula es muy controvertida, ya que usualmente se piensa que todo trabajador extranjero tiene derecho al pago de un viaje de retorno a casa, pero eso es falso. Solo tendrán este derecho, los trabajadores con visa sujeta a contrato.
Tal como ya hemos señalado, al terminar la relación laboral con un trabajador extranjero, es preciso atender a la residencia con la que cuenta. Si esta es sujeta a contrato, debemos sumar a las prestaciones normales, la entrega de un pasaje o ticket que asegure al trabajador su retorno a su país de origen. En los demás casos, no será preciso adicionar esta carga económica.
En definitiva, esperamos haber aportado un nuevo conocimiento en este tema que actualmente es tan recurrente en las preguntas de nuestros clientes.Sabemos que el tema de los trabajadores extranjeros es mucho más amplio de lo que hemos podido explicar, sin embargo, preferimos hablar de aquellos puntos más recurrentes.
Un atento saludo de Valles y Asociados.