Informes

Cobro de pensión de alimentos.

Una vez fijada una pensión de alimentos, puede ocurrir que esta no sea cumplida por el alimentante, es decir, por quien tiene la obligación de pagar dicha pensión. Es por esto que la ley nos entrega ciertas formas para asegurar el cumplimiento del pago de los alimentos, así como también ciertas maneras para cobrar los alimentos que se adeudan.
En ese sentido se debe decir que la forma más eficaz de asegurar el pago de los alimentos es solicitar la retención de ella por parte del empleador del alimentante, haciendo que éste la descuente de las remuneraciones de su trabajador. A su vez, el empleador debe depositar ese monto retenido, directamente en la libreta de ahorro abierta para estos efectos por el tribunal de familia que decretó la pensión de alimentos. Con lo anterior, y mientras el alimentante conserve su trabajo, el pago de la pensión de alimentos se encontrará asegurado.
Cabe hacer presente que la opción señalada en el párrafo precedente, dice relación con la remuneración mensual, pero también con las eventuales indemnizaciones que un trabajador reciba por concepto de finiquito. De esta manera, cabe determinar si el ingreso percibido por finiquito constituye remuneración o la ley determina que es debido retener, corresponde que se retenga por el empleador. Finalmente, es preciso señalar que esta opción solo se puede utilizar cuando el alimentante es un trabajador dependiente.
Ahora bien, en caso de que no se pueda solicitar el pago de la pensión de alimentos por retención del empleador y el alimentante no pague los alimentos (requisitos copulativos), corresponde cobrar los montos adeudados. Para ello, la primera gestión a realizar corresponde a solicitar la liquidación de la deuda de alimentos, con lo cual el tribunal calcula el monto de la deuda.
Una vez calculado el monto de la deuda, se pueden solicitar apremios al alimentario, es decir, castigos, los cuales consisten en 15 días de arresto nocturno, suspensión de la licencia de conducir, retención de la devolución de impuestos y arraigo nacional. Ahora bien, una vez decretados estos, Carabineros o la Policía de Investigaciones son los encargados de buscar al alimentante y hacer el cobro. Si el alimentario no paga, es detenido y llevado a cumplir 15 días de arresto nocturno, es decir, se debe presentar en el centro de detención para dormir ahí por 15 días. Si luego de haber cumplido el arresto inicial no paga la deuda, se pueden reiterar las solicitudes hasta por 30 días.
En cuanto a la licencia de conducir, el alimentante debe entregarla y esta queda suspendida para todo efecto sin la concesión de un permiso provisorio. Con el arraigo nacional, la consecuencia es que no puede salir de Chile. En el caso de alimentarios que tengan devolución de impuestos, se puede solicitar al tribunal que dicha devolución sea retenida por la Tesorería General de la República y entregada al juzgado, a modo de pago de pensión de los alimentos adeudados.
De este modo, esperamos que el presente informe haya sido un aporte, ya que conocer las sanciones a las que se expone un alimentante (padre, madre, entre otros) es de vital importancia para velar por el cumplimiento de los mismos, a pesar de que la verdadera razón de cumplimiento debiera ser la protección de las personas más vulnerables de nuestra familia, sin considerar siquiera las represalias legales.

Un atento saludo de Valles y Asociados.