Informes

Cese de la convivencia

Es necesario aclarar que el cese de la convivencia es el ánimo de separación o término de la vida matrimonial, lo que no significa necesariamente dejar de vivir juntos, puesto que se puede continuar haciéndolo, pero sin ánimo de tener una vida matrimonial. En muchos casos, este cese de convivencia es un requisito para llevar a cabo el divorcio unilateral o de mutuo acuerdo, de acuerdo con lo que obliga la ley en Chile exige.
Ya hemos hablado sobre los diferentes tipos de divorcio y sus requisitos en nuestros informes previos. Ahora bien, para probar el cese de la convivencia matrimonial en un juicio de divorcio, la ley distingue entre los matrimonios contraídos antes del 17 de noviembre del año 2004 y posteriores al 17 de noviembre del año 2004. Si el matrimonio fue celebrado antes del 17 de noviembre del año 2004, se necesitan solo dos testigos mayores de 18 años. En el segundo caso ––que es el que trataremos en este informe–– la ley exige la realización del acta de cese de convivencia u otros documentos que dan fecha cierta al momento en que uno o ambos cónyuges decidieron poner término a su vida matrimonial.
En ese sentido, el primer trámite que deben realizar los matrimonios contraídos con posterioridad al 17 de noviembre del año 2004, es concurrir al registro civil y solicitar el acta de cese de convivencia, que consiste en manifestar ante un oficial de registro civil, el ánimo de separación.Este acta de cese de convivencia puede ser de mutuo acuerdo (cuando concurren ambos cónyuges) o unilateral (cuando concurre tan solo uno de ellos).
En el primer caso, ambos cónyuges asisten juntos al registro civil y manifiestan su ánimo de separarse. La ventaja de esta opción es que desde esa fecha empieza a correr el cese de la convivencia.
Ahora bien, en el segundo caso, es decir, cuando solo asiste un cónyuge al registro civil, posteriormente se debe llevar el acta de cese de convivencia al tribunal para que seanotificado al otro cónyuge y recién cuando esto sucede, comienza a correr el tiempo de cese de la convivencia.El último paso, es el paso que muy pocos realizan y por el cual muchas veces las partes pierden tiempo valioso, ya que la ley manifiesta que se entenderá como fecha cierta del cese de la convivencia, el momento en que el acta de cese sea notificado al otro cónyuge, por tanto si no se hace, la ley entiende que el cese de convivencia no existe.
Si bien hay tribunales que permiten hacer este trámite directamente a las personas sin intermediar abogado, resulta conveniente hacerlo mediante un profesional, como una manera de asegurarse de que el trámite se encuentra bien realizado y no se pierda tiempo.
También cabe hacer presente, que la ley en Chile no exige exclusivamente el acta de cese de convivencia para probarlo, sino que también se puede probar la fecha cierta con una escritura pública de cese de convivencia realizada en una notaría o bientener regulados los alimentos, el cuidado personal o las visitas en mediación o por tribunal.
De este modo, esperamos que el presente informe haya sido un aporte respecto de un trámite fundamental para acreditar el fundamento principal de un divorcio, que es el transcurso del tiempo a contar del cese de la convivencia. Por lo demás, un trámite que muchas personas omiten al momento de separarse de hecho o que al no ser debidamente guiados por un profesional especialista, no lo ejecutan de manera correcta y completa.

Un atento saludo de Valles y Asociados.