Informes

Declaración de bien familiar

Uno de los grandes problemas que se produce al momento de la separación de hecho de un matrimonio, es la disputa por el lugar en el que quedará viviendo la familia, siendo la regla general el hecho de que al momento de la separación, la mayoría de la familia continúa viviendo en el inmueble en que siempre vivió y solo uno de los cónyuges sale del hogar.
Sin embargo, puede suceder que el cónyuge propietario del inmueble no sea el mismo que continúa viviendo en el hogar común al término de la relación matrimonial. En este caso, si el propietario quiere vender el hogar familiar o amenace constantemente con hacerlo, creará un ambiente de inseguridad en la familia, lo que el derecho pretende evitar con la institución de la declaración de bien familiar.
Para ese tipo de casos, el cónyuge que no es propietario, pero que vive en el inmueble de la familia con los hijos, puede solicitar al tribunal que declare dicho inmueble como bien familiar, es decir, cumpliendo los requisitos legales. Para declarar el bien como familiar, se deben cumplir con lo siguiente:
-Se debe encontrar vigente el matrimonio.
-El inmueble debe haber sido la residencia principal de la familia, toda vez que si habían dos casas, y se pretende declarar como familiar una casa de veraneo, esto no se puede, ya que no es la residencia principal de la familia.
-Finalmente, el cónyuge que no vive en el inmueble, debe ser el dueño, toda vez que no se puede pretender declarar como familiar un inmueble propio.

El objetivo de dicha acción judicial es asegurar que nadie pueda sacar a los integrantes de lafamilia del hogar, toda vez que dicho inmueble no se puede vender sin la autorización del cónyuge no propietario, manteniendo asegurado el inmueble hasta que la familia deje de vivir ahí.
Junto al inmueble, también se puede declarar como bien familiar todos los bienes muebles que lo equipan, así todas las cosas del inmueble quedan protegidas junto con la propiedad.
Cabe hacer presente, que el declarar el bien como familiar, no lo protege de deudas, por ende, por más que este declarado como bien familiar, tan solo lo transforma en el último bien disponible para embargar, por ende se deben embargar todos los otros bienes del deudor antes de embargar el inmueble declarado como bien familiar.
Ahora bien, luego de que la familia deja de vivir en el inmueble, el cónyuge propietario puede solicitar que se desafecte el bien como familiar y por tanto puede disponer del inmueble libremente, toda vez que declarar el inmueble como familiar no le quita la propiedad, solo no le permite vender el inmueble.
De este modo, esperamos que el presente informe haya aportado con datos relevantes al momento de manejar correctamente la información sobre el campo de acción con los bienes de la familia al momento de la separación de los cónyuges, y que les ayude a conocer la importancia de contar con la asesoría especializada para este tipo de casos.

Un atento saludo de Valles y Asociados.