Informes

La unidad económica o multirut

El MultiRut ha sido definido por la ley, la doctrina y la jurisprudencia. Básicamente, podemos decir que es la práctica mediante la que un mismo empleador crea varias empresas o razones sociales, cada una de ellas con un rut distinto, para la organización y administración de sus negocios. A su vez, el uso del MultiRut por parte de los empleadores tiene como consecuencia la limitación al ejercicio de derechos individuales, laborales y colectivos de los trabajadores.
Así, es posible limitar derechos como la libertad sindical y su poder negociador colectivo, ya que reduce el número de trabajadores asociados a cada Rut y por tanto, el derecho de asociarse sindicalmente. De la misma manera, se limitan beneficios como las gratificaciones pues las utilidades reales del grupo económico no se reflejan necesariamente en todas las empresas por igual. De la misma manera, se limita el acceso a ciertos mecanismos de protección al trabajador, tales como la necesidad de contar con un reglamento de Higiene y seguridad y un Comité Paritario de Higiene y Seguridad, atendido que en ambos casos, la ley los exige en relación al número de trabajadores existentes en la empresa.
Al regular el “multirut”, nuestro ordenamiento jurídico busca evitar la elusión de diferentes obligaciones laborales, tales como las señaladas anteriormente. Al condenarse al multirut, se producirán consecuencias tales como que todas las empresas pasan a ser solidariamente responsables en el cumplimiento de las obligaciones laborales y respecto de los contratos y convenios. Al decretarse el Multirut, los trabajadores pueden constituir uno o más sindicatos y mantener sus organizaciones existentes, ya que se considera a todas las razones sociales como un solo empleador. Las obligaciones previsionales y laborales que el empleador debe cumplir, serán determinadas por el Juez que decide sobre la existencia de una Unidad Económica o multirut. En caso de que las empresas no cumplan lo indicado por el juez, podrían exponerse a multas de hasta 100 UTM. De la misma manera, el juez está facultado para sancionar a las empresas con multas, si considera en sentencia, que la construcción del Multirut fue ilegítima, pudiendo triplicarse en el caso de grandes empresas.
De este modo, la revisión de la relación de entre dos o más empresas asociadas a una misma fuente de capital, para verificar si se está infringiendo o no la actual normativa laboral en materia de Unidad Económica o Multirut, es una iniciativa que ayudaría a prevenir procesos y sanciones de alto costo. De la misma manera, revisar la estructura societaria sobre la que se construyen las empresas, ayudará a corregir errores y respetar de mejor manera la legislación laboral, lo que colabora directamente con mantener un buen ambiente laboral.
Un atento saludo de Valles y Asociados.